El Estado expulsa a las pymes del mercado de financiación

marzo 23, 2017

El Tesoro público vuelve a ser este año el mayor enemigo de las pymes por la financiación de sus operaciones. El departamento financiero del Estado se ha fijado como objetivo captar en los mercados hasta 220.000 millones de euros este año, lo que suponen casi 20.000 millones al mes. La voracidad del Estado en la financiación del déficit ha expulsado del mercado del dinero a las entidades más débiles, las pymes.

En un entorno en que el Tesoro necesita 600 millones de euros al día para dar de comer al déficit, las grandes empresas son las únicas que se libran del apartheid de la deuda pública a los bonos privados. La colocación de letras, bonos y obligaciones del Estado siguen siendo la mayor pesadilla para las pequeñas y medianas empresas. Una dura competencia que en el caso de que se produjera algún tipo de crisis en los mercados, complicaría enormemente la financiación privada, por su peor calificación de riesgo.

El Tesoro público ha incrementado su objetivo de colocación y la deuda pública este año en otros 35.000 millones de euros para financiar, no sólo el déficit previsto para este ejercicio, sino también las pagas extras de los jubilados, ante la posibilidad de que las arcas del fondo de la Seguridad Social se agoten en este año.

Rescate

Los problemas de las pymes para captar fondos en los mercados de deuda ha motivado al ministro de Economía, Luis de Guindos, a anunciar un plan de apoyo a la financiación de las pequeñas y medianas empresas para acceder a préstamos. En un entorno en que los bancos se encuentran debilitados por los tipos bajos y las necesidades de provisiones para sus créditos tóxicos, el único dinero que deja libre el Estado va a parar a las grandes empresas.

Las sociedades que cotizan en el Ibex 35 cuentan con un menor riesgo de crédito, con ratings mejores que las pymes. Estas están teniendo que acudir a nuevas fórmulas de inversión, como el direct lending (fondos que colocan su patrimonio en sociedades privadas), junto a fórmulas tradicionales como el capial riesgo. En cualquier caso, a tipos de interés que se acercan a los dos dígitos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies