Un día en el mundo de la economía “On Demand”

enero 29, 2016

Juan se despierta a las 7 de la mañana para ir a trabajar. Tras una breve ducha, descubre horrorizado que no tiene nada para desayunar y peor aún, en su zona no hay ninguna cafetería.  Y junto a ese pensamiento, una súbita necesidad de un “Caffe Mocca” y un “Muffin Supreme de Chocolate” del Starbucks. Coge su smartphone y abre ikiOra una App desde la que pide su desayuno favorito. En menos de media hora, un mensajero llama a su puerta.

Tras desayunar se afeita con una de las cuchillas que mensualmente le envían por correo desde Raz War y termina de prepararse para ir a trabajar. Como tiene algo de prisa y necesita llegar a una reunión lo antes posible, saca de nuevo su smartphone del bolsillo y pide un vehículo en Cabify. Tiene unos cinco minutos para que llegue su coche así que curiosea en Spotify sobre de las novedades musicales de la semana. Cuando llega el coche, aprovecha los 15 minutos de viaje para revisar su “Cola de reproducción” en Netflix.

La reunión es intensa y parece que ese día no van a tener tiempo casi ni para comer. Sus compañeros proponen que unas pizzas podrían estar bien. Uno de ellos propone una peque pizzería que está cerca de su casa, en donde todavía utilizan horno de leña. Para pedir las pizzas y que lleguen pronto, su amigo opta por  Deliveroo, aprovechando un cupón de descuento que han dejado en el buzón de la empresa.

Poco después de comer, el jefe de Juan le llama un poco alterado. Se ha dejado el portátil en la oficina y necesita que se lo lleven al aeropuerto en menos de dos horas. Con tan poco margen de maniobra Juan piensa que los chicos de Glovo le puede echar un cable. Tras cursar su petición, un “Glover” que vive cerca de la oficina se presenta en cinco minutos en su puerta y recoge el equipo de su jefe, llevándoselo rápidamente al aeropuerto.

Llega el momento de volver a casa. Le apetece conducir y no tiene demasiada prisa. Así que gracias a car2go localiza un smart eléctrico a escasos 200 metros de su oficina. Cuando llega a casa está exhausto. Ha sido un día largo. Y el día siguiente, según su agenda será aún peor. Y la casa, sin recoger, presenta un estado lamentable. Vuelve a a echar mano de su smartphone y confía en Getyourhero, que promete presentarse en una hora para limpiar su domicilio.

Ya que está en modo limpieza, encarga a Washrocks que recoja, lave y planche sus camisas porque Juan, por mucho que se empeñe en demostrar lo contrario, realmente no sabe planchar. Después de cenar y mientras ve la televisión recuerda de repente que unos amigos vendrán a visitarle la semana que viene y que le habían encomendado a él la tarea de buscarles un alojamiento. Lo ideal sería encontrar un  único sitio en el que cupieran todos y que estuviera cerca de su casa. Consulta Airbnb y encuentra el piso ideal a menos de cinco minutos.

Poco después, metido en la cama, se da cuenta que el día anterior terminó de leer un libro de cuentos de Murakami y que se ha quedado sin material de lectura. Y sin leer, no es capaz de conciliar el sueño. Echa manos de su tablet y abre Kindle. Sorprendentemente, Murakami acaba de publicar una nueva novela. ¿Se puede pedir más?

La entrada Un día en el mundo de la economía “On Demand” aparece primero en MuyPymes

Muy PYMES
Enlace: Un día en el mundo de la economía “On Demand”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies